El crecimiento de la tasa de empleo solo será del 1% este 2023

Foto Internet

Por Kevin Franco, estudiante de Economía

 

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha alertado que trabajadores de todo el mundo se verán en la obligación de aceptar empleos de peor calidad como consecuencia de la desaceleración global que tendrá lugar este año.
El ritmo de crecimiento del empleo caerá a la mitad en 2023 y se quedará en el 1%. Por otro lado, el paro mundial aumentará en tres millones de personas y se situará en un total de 208 millones. Todo esto a raíz de las tensiones geopolíticas del año pasado y añadiendo la recesión inevitable de la pandemia de 2020.

La guerra de Ucrania complica el proceso de recuperación desigual tras la pandemia y los problemas en las cadenas de suministro son los principales baches que están dificultando el avance de los mercados laborales mundiales.
En este círculo, la organización cifra el déficit mundial de empleo que va más allá de los parados y engloba todas las necesidades de trabajo, incluyendo quienes no buscan empleo porque no pueden compaginarlo con su vida familiar.
Por regiones, Europa y Asia Central perderán empleo, pero las tasas de desempleo no se dispararán debido a que el aumento de población en edad de trabajar no será significativo. En el ámbito Asia-Pacífico, en América Latina y el Caribe, el aumento del empleo rondará el 1%, pero también sufrirá un repunte el paro.
El enfriamiento de las economías, en parte provocado por los Bancos Centrales para contener la inflación, ha lastrado la demanda de bienes y servicios de producción. Según el informe, esta circunstancia impactará en el empleo a lo largo de este año, sobre todo en los países de ingresos bajos y medios.
“El menor ritmo de aumento del empleo a escala mundial significa que las pérdidas ocasionadas durante la crisis de la Covid-19 probablemente no se compensen antes de 2025″, ha indicado Richard Samans, director del departamento de investigaciones de la OIT y coordinador del informe.
En los Estados con mayores rentas, el principal problema puede venir por el desajuste entre la oferta y los perfiles laborales. La OIT mantiene que el riesgo de que escaseen los trabajadores “cualificados” es “persistente” y advierte de que en estos países la oferta de trabajo es “escasa”.