Ecuador declara a la minería ilegal como amenaza a la seguridad del Estado

Foto tomada de La República

Por Ruthsaine Redondo, estudiante de la carrera de Economía

 

El Consejo de Seguridad Pública y del Estado de Ecuador declaró este jueves a la minería ilegal como una amenaza contra la seguridad. En rueda de prensa el Secretario Nacional de Seguridad Pública y del Estado Diego Ordoñez, explicó que el objetivo es frenar la expansión que ha tenido la minería ilegal en los últimos tiempos especialmente en provincias fronterizas con Colombia como Esmeraldas y Sucumbíos y con Perú como El Oro, Loja, Morona Santiago y Zamora Chinchipe. El gobierno nacional quiere poner un alto, declarándole la guerra a la minería ilegal con una decisión adoptada desde el Consejo de Seguridad Pública del Estado (COSEPE). Menciona Diego Ordoñez que la actividad es creciente, se moviliza e incorpora maquinaria pesada, incorpora uso de químicos no autorizados como el mercurio que tiene un altísimo nivel de contaminación, destruye el medio ambiente y además es parte de la cadena de tráfico de armamentos, tráfico de explosivos y lavado de activos, y es por eso, que se considera una actividad que atenta contra la seguridad nacional.
Al mismo tiempo el COSEPE, que es el máximo órgano que asesora al presidente de Ecuador en materia de seguridad, también ratificó el respaldo de las concesiones mineras legalmente establecidas con el apoyo de las fuerzas del orden.
El Secretario Diego Ordoñez menciona que no se ha tomado la decisión de declarar las concesiones mineras zonas de seguridad, lo que sí se ha reconocido es que estén apegadas a la ley, tienen que ser protegidas por el Estado y evitar que personajes con agenda política, pretendan afectar la posibilidad de que estas actividades productivas aporten con el desarrollo del Ecuador.
El secretario añadió que las fuerzas estatales no están facultadas constitucionalmente para operar permanentemente en territorios indígenas, pero sí temporalmente y condenó la posibilidad de que las guardias indígenas vayan contra las concepciones legales y no contra la minería ilegal.