¡Auch! fuerte caída de Argentina

Lionel Messi se quedó sin aliento al ver a Arabia Saudita que se impuso a los ‘gauchos’ en su debut en Qatar al ganar por1-2, por el grupo C.

Foto AP

 

Redacción Unemi News

 

Argentina tuvo una caída inesperada, en el estadio Lusail. Y es que en su debut en el mundial de Qatar perdió ante Arabia Saudita por 2-1, en el grupo C, sorprendiendo a muchos de los hinchas que esperaban ver triunfantes a la celeste y blanco.

La primera ocasión de jugada de gol llegó en el minuto 2, Messi se encontró con un balón repelido por la zona del punto de penal, pero su tiro fue desviado por la mano izquierda del arquero rival. El ariete no tuvo que esperar mucho para sumar su primer gol. Al minuto 10, un penal cometido sobre su compañero del París Saint-Germain Leandro Paredes, fue decretado tras una revisión en el VAR. Su máxima estrella, Lionel Messi, anotó la primera diana y puso en ventaja a los ‘gauchos’.

 

Antes del descanso, la cuenta argentina pudo ampliarse; pero los fueras de juego lo impidieron. Le anularon tres tantos a Argentina por ese motivo, primero a Messi, en el minuto 22; y luego por dos veces a Lautaro Martínez, en los minutos 28 y 35. Aún así, los argentinos fueron incapaces de reponerse y se estrellaron una y otra vez en sus intentos de evitar el desastre.

 

Ya en el segundo tiempo todo cambió con los dos goles de los sauditas. El primero llegó a los 48′, una pérdida del balón de Messi en el centro del campo terminó llegando a Saleh Al Shehri, quien pese al acoso de Cristian Romero consiguió encontrar el espacio para un tiro cruzado que sorprendió a Emiliano Martínez.

Sin haberse recuperado todavía del golpe, Argentina recibió el segundo gol a los 53′, cuando Salem Al Dawsari llegó a un balón rechazado y casi desde la frontal del área envió un disparo ante el que nada pudo hacer el ‘Dibu’.

 

La racha de partidos sin perder de Argentina se quedó en 36, a una de alcanzar el récord de 37 de la Italia de Roberto Mancini. La Scaloneta no perdía desde julio de 2019, en la semifinal ante Brasil en la Copa América de ese año. Mientras que Messi, que firmó su séptimo gol en un Mundial, no pudo festejar como pensaba el día en el que sellaba su quinta participación en el torneo, todo un récord que le permitía alcanzar a grandes nombres como el alemán Lothar Matthaüs, el italiano Gianluigi Buffon y los mexicanos Antonio Carbajal y Rafa Márquez. Pero la derrota en Lusail empañó cualquier celebración o resquicio para la alegría, en un estreno muy diferente al que su equipo había imaginado. Nada en el arranque del partido hacía presagiar lo que iba a ocurrir.