Arroceros se preparan para el invierno

Varias son las razones para desistir en plantar en la etapa invernal. Mientras tanto preparan la tierra para la nueva siembra que será en abril.

Foto Unemi News

 

Por Ginger Lozano, estudiante de Comunicación

 

Desde diciembre hasta marzo inicia el periodo de mayor preocupación para los arroceros, el invierno. Esto se debe a que con la llegada de esta estación se presenta el Fenómeno de la Niña y Niño. La primera, causa sequía; mientras que la segunda, trae fuertes inundaciones a consecuencia de las lluvias.

 

En Daule, los agricultores efectuarán la última cosecha del año a fines de noviembre y, de inmediato, prepararán la tierra para iniciar la nueva plantación de arroz a partir de abril de 2023. Esto lleva su proceso, pues hay que abonar la tierra, fertilizarla para obtener buenos resultados con la producción.

 

El sector arrocero se rige a un calendario específico para tener control sobre los sembríos. Y aunque este no siempre se cumple por los eventos climáticos que pueden variar, lo cierto es que algunos productores empezaron con la fumigación para madurarlos y poder cosecharlos a fin del mes vigente.

 

Hay varias razones por la que los arroceros no desean sembrar en la temporada invernal. Una de ellas  es porque se encarecen los insumos agrícolas que utilizan, ya que vienen de países extranjeros como Perú y China. A ello se suma que las plagas también llegan con las lluvias, siendo otra de las causales para que los productores desistan de plantar. Las plagas pueden dañar toda una cosecha y adueñarse de la tierra. Exterminarla también inflaría los costos.

 

El método que utilizan para cuidar la tierra en el mes de abril se basa en quemar los últimos residuos y esto lo realiza mediante un mata semilla que este producto agroquímico es conocido por quemar hasta la última plaga que pueda llegar a quedar, porque se puede propagar tiempo después trayendo consigo enfermedades al suelo, limpian también muros y sus alrededores, les dan productividad a la tierra mediante urias, fertilizantes, entre otros. Luego de este arduo proceso el agricultor empieza con el ciclo normal de producción del arroz.